Recursos

Zonas de buceo
Observación de la naturaleza

Los abanicos del mar

Comunitat Valenciana

Las gorgonias pertenecen al grupo de los cnidarios, al igual que las medusas, las anémonas y los corales. Son organismos animales (atención, no son vegetales!!!) que viven en colonia, fijos al substrato desde donde crecen siempre perpendiculares a alguna corriente para captar alimento, de ahí su apelativo de abanicos de mar.

Las gorgonias tampoco son corales, ya que están formadas por un esqueleto córneo interno que les proporciona rigidez (los corales lo tienen externo), el cual está rodeado por una corteza blanda con pequeños pólipos blancos con tentáculos. La gorgonia utiliza estos pólipos para alimentarse de plancton, y a su vez, estos pólipos son alimento habitual para algunos nudibranquios . Si nos quedáramos un tiempo observándolas podríamos ver cómo estos pólipos mueven sus tentáculos, se alimentan e incluso se esconden dentro del esqueleto.

 

Las gorgonias se encuentran en fondos rocosos oscuros
Gorgonia naranja con buceador y doncella (Coris julis)

 

Dónde encontrarlas:

En la Comunitat Valenciana podemos observar gorgonias de color blanco, naranja y a veces amarillo, en forma de colonias ramificadas de unos 30 cm de altura con ramas dentadas y alargadas. Se puede encontrar a partir de unos  5 m de profundidad, en fondos rocosos oscuros y a la entrada de cuevas o grietas, en aguas con gran cantidad de partículas alimentarias en suspensión.

Quizá la más común en el Mediterráneo sea la gorgonia blanca, o Eunicella singularis, que ofrece una estructura ramificada, en forma de candelabro, con ramas cilíndricas verticales, dispuestas en paralelo, con pocas ramificaciones secundarias. Las ramas tienen entre 3 y 5 mm de diámetro, y son de color blanco vivo a blanco grisáceo. Sus pólipos pueden ser transparentes si la gorgonia se encuentra a más de 40 m de profundidad, o marrones a verdosos, si se trata de ejemplares en aguas someras.

Curiosidades:

Algunas Gorgonias crecen de 1 a 6 milímetros al año, llegando a alcanzar los 2 metros de alto y ancho. A pesar de ser unos organismos flexibles hemos de ser especialmente cuidadosos con ellos, pues son frágiles y un simple aletazo al bucear puede acabar con años de desarrollo.

La variación cromática de las gorgonias se cree que puede deberse a su diferente alimentación en unas y otras zonas, posiblemente tomando pigmentos del plancton del que se alimentan e incorporándolos a su estructura.

 

Gorgonia Leptogorgia sarmentosa
Tritonia nilldsodhneri alimentándose de Leptogorgia sarmentosa 

 

Fotos: Vicente Renovell